El sistema como destrucción de las mujeres.

cerebro-amor-b-600x315

El neo liberalismo tiene muchas consecuencias negativas, siendo la mas depredadora para nuestro mundo la creación y necesidad de una sociedad de consumo.

Inevitablemente este consumismo genera un sistema en donde todo es desechable, característica que implacablemente ha invadido todos las aristas de nuestra vida o como diría Houellebecq ha habido una ampliación del campo de batalla, incluyendo a las relaciones interpersonales que se han visto completamente afectadas por esta fungibilidad – o perdida de ser único e irreemplazable-  que podemos ver en las cifras de divorcio, amistades superfluas y el dejo de las relaciones amistosas con la aparición de las redes sociales.

el-cerebro-te-hace-linda-590x590Quienes han sido mas afectadas con esta fungibilidad son las mujeres, que aspiran a relaciones mas duraderas en contraposición de los hombres que disfrutan de las aves de paso. Esto ha generado que la mujer siempre deba ser un producto nuevo; gimnasio, dietas permanentes, cirugías plásticas, productos de belleza, sobre valoración del cuerpo, etc..*

El sistema ha generado una fábrica absurda de mujeres barbies, o mujer trofeo, las cuales tienen una falta importante de personalidad y contenido, mujeres que nunca han leído un libro, mujeres con una falta considerable de conocimientos básicos de cultura general, un ejercito de weonas cuya película favorita es mean girls; es precisamente todo eso lo que les impide ser admiradas.

Una de las grandes conquistas del neo-liberalismo, la de impedir que una generación completa sea una masa crítica, una sociedad que sólo asume sin cuestionar, que se ve reflejado en este ejército de mujeres barbies desechables las cuales no son amadas sinceramente y tampoco lo serán. Nada de lo que digo es nuevo, es bastante obvio, las hormonas te las alborota cualquiera, las neuronas no.

* sobre el tema leer  “Bellas para morir – El establecimiento del canon de belleza femenina como una nueva forma de misoginia- de Esther Pineda.