Aprender de un maestro

El divino marqués.

The Banana Split Magazine

Mucho se está hablando ahora del BDSM a causa del estreno de la película Cincuenta sombras de Grey basada en la trilogía de la escritora británica E.L. James. Pero, antes, mucho antes, hubo un maestro del placer por el dolor. Se trata onatien Alphonse François de Sade (1740-1814), conocido por su título de marqués de Sade, cuyos devaneos se vieron envueltos en diversos juicios. El extracto que va a continuación lo hizo Rosa Keller ante el juez de instrucción durante su juicio en lo que se llamó el Escándalo de Arcueil.

“Luego el amo extrajo un látigo de siete colas de su maletín y empezó a flagelarme, sin tener piedad de mí ni escuchar mis súplicas… La sangre empezó a salpicar mi cuerpo, a correr por hilillos por él… El Marqués se arrojó sobre mí y, cayendo a mis pies, bebió mi sangre lanzando gemidos, gritos de placer… Entonces…

Ver la entrada original 46 palabras más