Mujeres y Anteojos.

 

Lo primero que hay que distinguir son los anteojos de sol de los ópticos y sus respectivas funciones, porque para que vamos a andar con tonteras, la mina que anda con los lentes de sol puestos dentro del mall, es porque los lentes dejaron de ser un objeto para filtrar el sol   pasaron a ser parte de su atuendo, algo parecida sucede con los lentes ópticos pero es más sutil.

 

Los lentes ópticos en las minas, en términos generales son una utilidad, existen y conozco muchas minas que se compran lentes ópticos para estar dentro de la sala, estudiar y manejar y después se los sacan, jamás, pero  por ningún motivo  irían a carretear con ellos puestos.

 

Pero existe un pequeño porcentaje, (en aumento desde la aparición de las minas “hipster” y de la cuica alternativa), que eligen  premeditadamente sus  lentes ópticos dado que , aparte de ser una utilidad, pasan a ser parte de su atuendo, incluso  parte de su personalidad, y entienden perfectamente que a la mayoría de los hombres, nos calientan.

 

Los  lentes ópticos en una mina evocan dos tipos de reacciones iniciales  en los hombres: o la mina es una perna de aquellas o la mina es lo más interesante que hay. El factor que determina una u otra reacción, es la vestimenta de la mina. En otras palabras una mina bien vestida con unos lentes ópticos en un bar irradia personalidad como primera impresión, de las pernas no voy a hablar porque me dan lata (un consejo para ellas, suéltense el pelo, ríanse normal, pónganse minis, no digan nunca más “no tomo” si no que al menos tómese una cerveza o diga mejor “estoy tomando un remedio” y por último dese una vuelta en un sex shop y haga preguntas).

 

Pasada la primera impresión, nos entramos a  qué tipo de lentes está usando, y por lo general son dos, los que calientan harto y los que calientan menos, los primeros son los de secretaria porno, que básicamente son dos, patitas finas y marco al aire, o los de vidrios cuadrados, déjenme decirles, que sí, calientan y todos nos imaginamos a usted arrodillada frente nuestro con su boca llena con nuestra hombría , mirándonos hacia arriba con sus lentes desplazados hacia la punta de la nariz. El otro tipo de lentes, que son los que calientan menos pero si le entregan un aire de ser una mujer mucho más interesante, son los lentes hipster o de cuica alternativa, le entregan un aire intelectual y de que tiene una gran personalidad, como de cabrona,  (cosa que no siempre es cierta, dado que muchas veces, especial la cuica alterna, busca llamar la atención o sus grandes lentes son para sentirse protegida). También están los lentes intermedios que tienen un pie dentro de lo hipster y la secretaria porno, estos lentes de vidrio cuadrado pero con las patas bastante anchas.

Los lentes de sol son otra cosa, son mentirosos, son pillos y son un recurso sobre explotado en los comerciales de Jeans o de perfumes, especialmente con la modelo que esta con los lentes tipo aviador. Si se ven sexy con lentes de sol, pero son mentirosos, siempre he pensado que son hasta un poco mágicos, especialmente esos lentes grandes, a lo mosca tse-tse, todas las minas tienen se ven guapísimas con ellos, facialmente hablando, pero cuando se los sacan uno se encuentra con cada sorpresa, unas minas francamente horribles de repente.

 

Es por eso que siempre recomiendo a mis amigas unos lentes de sol moderados, pero con estilo, que no caigan en el cliché de los aviadores, unos lentes que les entreguen personalidad y despierten miradas calentonas, algo así como los Ney Wayfarer de rayban.